martes, 3 de agosto de 2010

{Lluvia de pompones}

Dicen que las tradiciones están para romperlas, y si la semana pasada os presentábamos una boda en la que a los novios en lugar de arroz, confeti o pétalos de flores, les tiraban unas simpáticas pelotitas de playa, hoy os traigo a dos parejas de novios que dieron su primer paseo como marido y mujer bajo una lluvia de pompones.

La primera pareja son Megan y John. Megan adora los pompones, y durante meses estuvo coleccionando los que daban con el menú del domingo en su restaurante favorito, el de su marido. El día de la boda puso los pompones en unos preciosos conos que hizo su hermana Lauren y los ató en los bancos de la capilla, para que los invitados los tuvieran a mano.

Photobucket

Photobucket

Photobucket

Photobucket

Photobucket

Kelly y Cris también disfrutaron en su boda de una lluvia de pompones. De las sillas de los invitados a su ceremonia colgaban unos bonitos cucuruchos de papel kraft llenos de pompones. Kelly los decoró con una etiqueta amarilla y blanca en la que explicaba a sus invitados qué debían hacer con los pompones.

Photobucket

Photobucket

Photobucket

Photobucket

Si tú también quieres disfrutar de una suave lluvia de pompones no te pierdas nuestro primer DIY.

Necesitarás:

  • Tijeras
  • Papel o cartón (por ejemplo una caja de cereales o zapatos)
  • Lana del color que más te guste

    Photobucket

Dibuja en el papel o cartón dos círculos concéntricos (uno dentro de otro). Recórtalo por dentro y por fuera hasta que quede como un donuts. Repite la operación para obtener dos círculos iguales. Si quieres puedes bajarte la plantilla de los círculos pinchando aquí, o si lo prefieres puedes hacerlos tu mism@ con la ayuda de un compás. Una vez tengas los dos círculos júntalos y empieza a enrollar la lana alrededor de ellos.



Photobucket

Sigue enrollando la lana hasta que el círculo quede bien gordito. Cuanto más gordito sea más tupido será el pompón. A continuación corta la lana por el filo exterior. Después coge un trocito de lana, pásalo con cuidado entre los dos cartones y anúdalo fuertemente dos veces. Una vez hecho esto ya puedes retirar los cartones.

Photobucket

El resultado son unos suaves y esponjosos pompones de lana.


Photobucket

Como ves son muy fáciles de hacer, pero muy laboriosos, así que si los quieres para tu boda ponte manos a la obra. Y si tu boda está a la vuelta de la esquina puedes reclutar a algunos familiares para que te ayuden, seguro que los más pequeños se divertirán haciéndolos.

Arroz, confeti, pétalos, pelotitas de playa, pompones... ahora que conoces tantas variedades ¿qué tipo de lluvia prefieres?

Créditos fotografías: Millie Holloman, Erin Hearts Court y Bodas Deluxe

No hay comentarios:

Related Posts with Thumbnails
 
Footer