miércoles, 10 de abril de 2013

{ Novia por un día gracias al Bridal Day del Hotel Rey Juan Carlos I }

Hace tan solo unas semanas pude vivir la experiencia de volver a ser novia por un día y disfrutar de un día de lujo junto a otras bloggers y Wedding Planners, y todo gracias a la hospitalidad y el buen trabajo de todo el equipo del Hotel  Rey Juan Carlos I. 



Visitar el Hotel Rey Juan Carlos I es ya toda una experiencia, no en vano es uno de los hoteles de lujo más prestigioso y con más solera de Barcelona. Cuando llegué al hall me encontré con Marieta de Quiero una boda perfecta, y Marina de Bodas de Cuento. En seguida no pusimos al día de todo y poco a poco llegaron el resto de invitadas. Algunas ya nos conocíamos como Greta de Wedding Senses y Estefanía de Confesiones de una Boda, y a otras tuve el placer de conocerlas y ver que son realmente encantadoras, como Mónica de Monicositas, Maite de Catalonia Weddings y Alexandra y Bea de Mil capas de tul.




Nuestras anfitrionas nos llevaron a una lujosa suite del hotel, en la que nos esperaba un delicioso desayuno y un montón de actividades por hacer. Nos dividimos en grupos de tres para que nos diera tiempo a hacer todo, y a mí me toco con Marieta y Marina :-) Decidimos empezar con el taller de Távola Decoración, en el que nos enseñaron a hacer coronas de flores para novias, la mía fue de paniculata y eucalipto. Para mí fue una experiencia relajante y muy enriquecedora. Aprendí muchísimo de Sofía y me quedé maravillada con su trabajo. Sofía había preparado algunas coronas para la sesión de fotos, y yo me enamoré de una de margaritas blancas. Mi madre se casó con una corona de margaritas de colores, por eso me hacía mucha ilusión poder ponerme una parecida.





Tras el taller de Távola nos esperaban las chicas de Sensationail, listas para enseñarnos a hacernos un esmaltado permanente en casa. Debo confesar que este taller no me relajó tanto como el anterior, debe ser que se me dan mejor las flores que la manicura, pero la verdad es que me encantó y me sorprendió a partes iguales. Lo mejor es que nos regalaron un kit completo para poder hacernos la manicura permanente en casa, que incluye todos los productos y la fabulosa lámpara de leds. Normalmente la laca de uñas no me dura más de dos días, y la manicura de Sensationail me ha durado casi dos semanas, todo un logro para mí. Así que puedo dar fe de que realmente funciona.





Mientras esperábamos nuestro turno para que nos maquillaran y nos peinaran pudimos ver los preciosos diseños de Otaduy y elegir uno de ellos, pues nos íbamos a vestir de novia. Yo elegí uno de dos piezas, con una preciosa falda con muchísima caída, y una blusa con manga tres cuartos, todo de encaje.




En cuanto llegó mi turno me puse en manos del equipo de Anna Segura para maquillarme. Estas chicas son una auténtica maravilla, usaban productos de MAC y te maquillaban con una delicadeza que podías quedarte dormida. Yo pedí un maquillaje potente, con labios rojos, a conjunto con las uñas, y ojos ahumados, y quedé contentísima con el resultado.


Después del maquillaje pasé por las maravillosas manos de Jose Miguel Dayas, que ofrece sus servicios de peluquería para novias en el The Royal Club del hotel. Me encantan los rizos, pero tengo un pelo súper fino que no los aguanta. Puedo pasarme 3 horas en la peluquería para que me hagan unos rizos ideales, que a la media hora ya no queda ni uno. Se lo dije a Jose Miguel y me dijo "tranquila que estos te aguantarán". La verdad es que yo estaba muy escéptica pero... tengo que darle la razón. Los rizos me duraron intactos hasta la hora de dormir!!! Vamos, puedo apuntarlo en mi libro de récords personal ;-)

Mis rizos de récord y yo ;-)
En cuanto estuvimos todas listas nos presentaron a Alejo, nuestro "novio por un día", que lució dos looks diferentes de Santa Eulalia, una prestigiosa tienda que cuenta con trajes de las mejores firmas para que los novios estén guapísimos el día de su boda. Todos juntos nos fuimos a los jardines del hotel a hacernos la sesión de fotos. Nos lo pasamos genial posando en los jardines, junto a la piscina, y en el espectacular montaje de ceremonia civil que había preparado Távola Decoración.















Y después de una mañana tan intensa nos esperaba una comida deliciosa de la mano de Prats Fatjó. Todo estaba buenísimo, desde los aperitivos, que presentaron de manera muy original, hasta el postre, pasando por los dos platos principales. Y la mesa en la que comimos no podía ser más bonita, la decoración también corrió a cargo de Távola Decoración. Me enamoré de las sillas de Nuovi Piatti, me encantaría utilizarla para alguna de mis bodas.









Después de comer pudimos degustar unos cócteles en el Coppelia Club. Todos tenían una pinta increíble  pero yo solo tomé uno porque después del evento me tocaba volver a la realidad y ejercer de mami ;-)






El equipo de PPC Global se encargó de toda la parte audiovisual del Bridal Day. Todas las fotos y el vídeo de este post son obra de ellos. Además amenizaron la velada con su música y nos mostraron un avance de las fotos en sus increíbles pantallas.



Antes de acabar este post quiero dar las gracias a todas las chicas del equipo del  Hotel Rey Juan Carlos I  por invitarme al evento y por lo bien que nos trataron en todo momento.



Pero lo mejor de todo es que este domingo de 10h a 15h el Hotel Rey Juan Carlos I  elebrará un nuevo Bridal Day para todas las parejas que sueñan con casarse allí. ¿Te lo vas a perder? Pues corre y confirma tu asistencia en banquetes@hrjuancarlos.com

2 comentarios:

Aida Cocho dijo...

Hola Te sigo me sigues??
http://aidaerian.blogspot.com.es/
Gracias

Arroceria Duna dijo...

Buenos días chic@s, me encanta vuestro blog, quería comentaros que en mi Arroceria, Arroceria Duna, celebramos todo tipo de bodas, con la particularidad de que …¡está en la playa de valencia! Pasad a visitarnos, somos una muy buena opción:
http://www.arroceriaduna.es/es/eventos/

Related Posts with Thumbnails
 
Footer