miércoles, 15 de octubre de 2014

Mireia y Xavi: una ceremonia con vistas al mar

Érase una vez dos niñitas que vivían una enfrente de la otra. Era inevitable que se hicieran amigas, que crecieran juntas, que fueran a dormir una a la casa de la otra, que se contaran secretos y compartieran sus primeros amores... Fueron creciendo y poco a poco el tiempo las separó.

Pero en esta vida todo regresa, y lo que el tiempo separa, el tiempo vuelve a unir. Y así fue que una de ellas se convirtió en Wedding Planner, y que la otra quería casarse con el amor de su vida, y pensó que no habría nadie mejor que su vecinita para que le ayudara a organizar la boda de sus sueños: una boda con vistas al mar.


 photo 0619XM_zpscc515bb1.jpg  photo 0621XM_zpsc6a8eb44.jpg

Pues sí, lo has adivinado, esas niñitas eramos nosotras: Mireia, la novia protagonista de la boda de hoy, y yo. Necesitaría muchos posts para poder contar todo lo que hemos vivido juntas, pero lo entenderás mejor si piensas en esa persona que ha sido especial para ti desde tu infancia. Esa con la que has crecido, con la que has compartido secretos y travesuras, con la que has ido de discoteca, has aprendido a conducir... Seguro que ya estás pensando en alguien. Pues así de especial es Mireia para mí. Por eso cuando me dijo que se casaba, y que quería contratarme para que me encargara de la organización de su boda no pude ser más feliz.

 photo 0623XM_zpsf258060c.jpg

 photo 0648XM_zps50f3907d.jpg

No es la primera vez que una de mis amigas de la infancia confía en mí para organizar su boda, pero no importa cuantas veces tenga que hacerlo, organizar la boda de una persona tan especial da un vértigo increíble. Por que sí, no voy a negar que pongo el alma en cada boda, así que imagínate el reto que supone para mí organizar la boda de alguien tan especial.

 photo 0622XM_zps86d4e875.jpg

 photo 0724XM_zps932b1916.jpg

Mireia me contó que Xavi y ella soñaban con una boda con vistas al mar, pero querían algo elegante, sin caer en los tópicos habituales. Así que les propuse varias localizaciones, y para mi sorpresa, y alegría, se decidieron por Acqua, un restaurante situado en el Paseo Marítimo de Sitges, que 7 años antes había sido el escenario de mi propia boda.

La verdad es que las vistas del restaurante son preciosas, y te permiten realizar una boda junto al mar sin los inconvenientes de celebrarla en la playa: la arena que se mete en los zapatos, los bañistas mirones que se cuelan en las fotos, los permisos que hay que pedir al ayuntamiento, etc...

 photo 0759XM_zpsfc817284.jpg

En el post de ayer pudiste ver el precioso ramo que lució Mireia, y ya te adelanté cuál fue la paleta de colores que utilizamos: turquesa, arena, blanco y rosa pálido. Colores naturales, dulces, románticos que nos recuerdan preciosos atardeceres en el mar.

En esta ocasión decidimos apostar por las caracolas como elemento principal de toda la decoración. Las llenamos de delicadas flores y las utilizamos para decorar el altar y pasillo, en el que destacaba una original alfombra azul, enmarcada por grandes faroles de hierro forjado.

 photo 0651XM_zps90ac3286.jpg

 photo 0828XM_zpsf9ca9078.jpg

Uno de los elementos que más gustó a los novios y a los invitados, fue el arco que realizamos con cañas de bambú y una suave tela turquesa, que decoramos con unos bonitos ramilletes de flor de arroz y delicados claveles en un suave rosa empolvado. La verdad es que estos claveles me tienen loca, son tan bonitos, tan delicados, y encima no parecen claveles sino más bien algún tipo de rosa o peonía. Han sido mi gran descubrimiento de la temporada, y se ha convertido en una de mis flores favoritas.

Sobre cada silla colocamos unos pequeños sobres kraft llenos de confeti blanco y turquesa, todo a juego con la paleta de colores de la boda. Últimamente el confeti se ha convertido en una gran alternativa al arroz y a los pétalos, con la ventaja de que no mancha y que lo puedes encontrar en infinidad de colores.

 photo 0831XM_zps23baa626.jpg

 photo 0837XM_zps45953797.jpg

Y así, bajo una lluvia de confeti terminó la ceremonia de Mireia y Xavi. Y sí, la decoración fue bonita, el escenario de película, pero sin duda, lo mejor de la boda fue el cariño y el amor que se respiraba, y eso, para mí, es lo más importante que debe tener una boda.

Pero no te voy a engañar, en esta boda hubieron muchos más detalles, y te los iré enseñando en varios post. Mientras tanto espero que hayas disfrutado con el post de hoy, y con las fotos que realizaron los chicos de Abril Bodas.

NOTA: Todas las fotografías son propiedad de Abril Bodas. Si queréis copiarlas, usarlas o compartirlas en vuestros blogs debéis pedirle permiso. Podéis poneros en contacto con ellos en info@abrilbodas.es 

No hay comentarios:

Related Posts with Thumbnails
 
Footer