miércoles, 15 de abril de 2015

10 cosas que nunca nadie te ha contado sobre las bodas en la playa

Hay muchas parejas que sueñan con una romántica boda en la playa. El sonido de las olas como banda sonora de la ceremonia, una suave brisa que juguetea con tu pelo, y un paisaje paradisíaco para darte el “sí, quiero”. Y sí, debo reconocer que así sobre el papel esta boda no pinta nada mal. Pero como Wedding Planner puedo asegurarte que en la vida real las bodas en la playa no son tan perfectas como parecen. Y es que todo el mundo se empeña en contar solo la parte bonita. Por eso hoy te cuento 10 motivos por los que casarte en la playa quizás no sea tan buena idea.

 photo 00 ceremonia 1_zpsfahnb14p.jpg
Foto Manu C. Photography
  1. Las playas privadas no existen. En España no existen las playas privadas, todas son públicas. Sí que es cierto que algunas playas pueden parecer privadas, porque para acceder a ellas hay que pasar por una finca o un hotel, pero lo cierto es que lo único que hay privado en esas playas es el acceso por tierra, por mar puedes acceder a ellas sin restricciones. 
  2. Hay que pedir un permiso especial. Si sueñas con celebrar tu boda en la playa debes saber que necesitas un permiso especial. El problema está en que a veces no se sabe bien a quién hay que pedir ese permiso, y es que no hay una normativa común a todo el territorio español, por lo que tendrás que averiguar a qué administración debes pedir el permiso. Hay poblaciones en las que el mismo ayuntamiento te dará el permiso, en otras deberás acudir al departamento de costas de la comunidad autónoma. Lo más fácil es que acudas al ayuntamiento al que pertenece la playa y preguntes directamente, ellos sabrán darte las indicaciones oportunas. 
  3. No se puede comer en la playa. Sí, como lo lees. Los permisos que conceden son tan solo para celebrar la ceremonia, y la duración máxima es de media hora. No se conceden permisos para montar banquetes en la playa. Pero… hecha la ley, hecha la trampa. O eso dicen. A mí me encanta buscar soluciones creativas, y cuando una de mis parejas me planteó montar una fiesta pre boda en la playa me informé bien. Resulta que lo que no te permiten es montar mesas, sillas, etc… Pero, ¿verdad que cuando vas a la playa con la familia te llevas tu propia comida? Así que pregunté si podía montar una cena tipo picnic, sentados en el suelo, y me dijeron que sí. Pero claro, no a todos les convence el formato de boda tipo pic-nic. En ese caso mi consejo es que busquéis una playa con chiringuito. Y es que los chiringuitos sí tienen permiso para servir comidas en la playa. Si habláis con los dueños seguro que podéis llegar a un buen acuerdo. Pueden serviros ellos la comida, o alquilaros su chiringuito y que venga un catering a servir la comida. Lo dicho, hay que buscar soluciones creativas.
  4.  photo 03 picnic 2_zpseif1ytci.jpg
    Foto Stuart Naph
     photo 03 picnic 1_zpscsy3wniq.jpg
    Foto Stuart Naph
     photo 03 chiringuito 2_zpskl1fpc0y.jpg
    Foto Manu C. Photography
     photo 03 chiringuito 1_zpsgo9r7lu1.jpg
    Foto Manu C. Photography
  5. En pleno verano no te dejarán celebrar tu boda en la playa. Y es que según la ley del 15 de julio al 31 de agosto no se conceden permisos para celebrar bodas ni rodajes en las playas españolas. Y si te paras a pensar es lógico. Se trata de la temporada alta del verano, y en esa época las playas se reservan para el uso y disfrute de los bañistas. Pero además, piensa que en esas fechas las playas están llenas de gente. ¿De verdad quieres casarte rodeada de gente en bañador? 
  6. Tendrás público no invitado. ¿Recuerdas que antes te decía que en España todas las playas son públicas? Pues bien, eso significa que aunque consigas el permiso para celebrar tu boda cualquiera podrá estar en la playa. No puedes prohibirles que se queden alrededor mirando, por eso mi consejo es que si quieres celebrar la boda en la playa lo hagas a principios de verano, y que la ceremonia no empiece antes de las 19h. A esa hora la gente empieza a recoger e irse. Pero si quieres asegurarte que no tendrás mirones aquí va una idea: invita a los mirones a tomar una copa de cava o un refresco a vuestra salud. Es algo sencillo y no te saldrá tan caro como crees. Puedes ponerte de acuerdo con algún chiringuito de la playa, y tener a un par de personas encargadas de ir informando a los mirones que a los novios les gustaría tener un poco de intimidad durante la ceremonia, y que para compensar las molestias les invitan a tomar una copa o un refresco. Créeme, funciona. En España nos encanta todo lo que sea gratis ;-) 
  7.  photo 05 bantildeistas 2_zps82er9ooj.jpg
    Foto Manu C. Photography
     photo 05 bantildeistas 1_zpsylohbf6l.jpg
    Foto Manu C. Photography
  8. La arena, la gran enemiga de los zapatos. Las bodas en la playa son muy románticas. O eso parece cuando las vemos en fotos y en las películas. Pero de lo que nadie te avisa es de que la arena será tu gran enemiga. ¿Has probado a caminar en la arena de la playa con zapatos de tacón? Es una tortura. Por no hablar de que la arena se meterá en tus zapatos, y en los de tus invitadas. Tienes dos soluciones. La primera es instalar una tarima, para no tener que pisar la arena. La segunda es disponer algunos cestos a la entrada de la playa para que tus invitados puedan dejar allí sus zapatos. Pueden ir descalzos, o puedes regalarles unas chanclas para que no tengan que pisar la arena. 
  9. Las calas más bonitas e íntimas suelen estar escondidas y no son fáciles de acceder. Y es que cuando soñamos con una boda en la playa a nuestra mente acuden imágenes de pequeñas y paradisíacas playas, muy escondidas, y con paisajes de película. Y sí, esas playas existen, pero normalmente su acceso es bastante complicado. A algunas solo puede accederse por mar. En otras el acceso es a pie, pero por caminos complicados, bajando infinitas escaleras que más tarde tendréis que subir. Así que antes de elegir la playa para tu boda mira bien como es el acceso, tus invitados te lo agradecerán. 
  10.  photo 07 acceso 1_zpsci86qdln.jpg
    Foto Stuart Naph
     photo 07 acceso 2_zpsp9otgkd7.jpg
    Foto Manu C.Photography
  11. Necesitarás un plan B muy estudiado. No es un secreto que todas las bodas que se celebran al aire libre necesitan tener un plan B. Y es que la lluvia y el viento pueden jugarnos malas pasadas. En el caso de las bodas en la playa el plan B suele ser muy complicado. Porque sí, puedes instalar una carpa, pero necesitarás ponerle tarima, o el suelo se convertirá en un gran charco o barrizal. Además una boda en una carpa no es tan bonita como una en la playa. Una semana antes de la boda puedes saber con bastante exactitud el tiempo que hará en tu boda. Si la previsión es de lluvia, no te la juegues, y cambia el lugar. Pero por supuesto ese lugar tendrás que haberlo buscado con mucha antelación. Si vas a celebrar la ceremonia en la playa y el banquete en un hotel o restaurante, cuando lo contrates pregunta que si en caso de lluvia podría celebrarse la ceremonia en sus instalaciones. Tendrás que pagar por ello, en caso de que finalmente llueva y celebres la ceremonia en el hotel, pero lo que ganarás en tranquilidad no está pagado, te lo aseguro. Eso sí, pide que te enseñen el lugar en el que se celebraría la ceremonia, para no tener sorpresas. 
  12. En la playa no hay enchufes… Por eso tendrás que alquilar generadores eléctricos para poder enchufar todo el equipo de sonido de la ceremonia. Además según la hora que sea puede que necesites iluminación, y los focos también necesitan enchufes. Que no cunda el pánico, no hace falta que te pongas a buscar generadores. Solo tienes que avisar al técnico de sonido que se encargará de sonorizar la ceremonia, él traerá los generadores que necesite. 
  13.  photo 09 iluminacioacuten 1_zpsrk58vh0x.jpg
    Foto Stuart Naph
  14. … ni baños. Bueno, es cierto que en algunas playas hay lavabos portátiles, pero no en todas. Si solo vas a celebrar la ceremonia no es algo que te deba preocupar. Pero si alquilas un chiringuito para el banquete asegúrate de que tiene baños. Hay muchos que no tienen. En ese caso la solución más fácil es alquilar lavabos portátiles, en Internet encontrarás muchas empresas que se dedican a eso. Pero si has elegido una de esas calitas de difícil acceso, ya te puedes olvidar del lavabo. Te lo digo por experiencia. Llamé a todas las empresas, buscamos mil soluciones, pero ninguna era factible. Como se trataba de una boda bastante hippie la novia optó por preparar unas bolsas en las que se leía: “Uups!!! No toilete here… Don’t worry by happy”. Dentro pusimos un paquete de pañuelos de papel, una botellita de alcohol en gel para desinfectar las manos, y una linterna. La idea era que los invitados cogieran una bolsita y… bueno, te lo puedes imaginar. No era una idea que me gustara, pero a ellos les parecía divertido y les funcionó. 
  15.  photo 10 wc bag 2_zpspygr3foz.jpg
    Foto Noemí Cuevas
     photo 10 wc bag 1_zpswh06c4cm.jpg
    Foto Manu C. Photography

A pesar de todo, si celebrar tu boda en la playa es una de tus grandes ilusiones, no renuncies a ella. Hay muchos hoteles que tienen pequeñas calitas a las que solo se puede acceder a través de sus instalaciones, y no dudan en organizar bodas para sus clientes. Otra opción es celebrar la boda en un lugar que esté muy cerca de la playa y que tenga unas bonitas vistas al mar. Resultará mucho más cómodo y no perderás el romanticismo que estás buscando.

 photo 11 hotel 1_zpsp9ukbmeb.jpg
Foto Abril Bodas
 photo 11 hotel 2_zps8dii81bk.jpg
Foto Abril Bodas

Y por último, si vas de luna de miel a un lugar paradisíaco, aprovecha para renovar allí tus votos, y contrata una pequeña ceremonia íntima, solo para vosotros dos. Podrás tener la boda en la playa que siempre has soñado, sin duda será una experiencia que nunca olvidarás.

2 comentarios:

Duda Buneo dijo...

Buenos consejos ;) no es nada facil casarse en la playa

Mireia Serra Busqué dijo...

Ohhh Karen! Muchísimas gracias!!! Nosotros nos queremos casar en la playa y me ha ido de maravilla leer esta entrada! Tu blog me encanta!!! Llevo rato y rato y rato perdida por aquí! Muchas gracias Mireia Serra Busqué

Related Posts with Thumbnails
 
Footer